El primer pollo cosechado

El día de ayer después de mover los pollos a su nuevo área de pastizal, notamos que había un pollo con una herida en sus últimos momentos de vida.

No supimos que fue exactamente lo que paso pero lo más probable es que cuando movimos a los pollos de lugar, hicimos algo que causara que se hiriera ese pollo.

Hasta ayer no habíamos limpiado ninguno de los pollos que se nos habían muerto de los 100 pollitos con los que empezamos. 27 pollitos murieron después de una tormenta que tuvimos un martes. Se asustaron y se apilaron unos arriba de otros. Esos 27 y otros 8 eran muy pequeños cuando murieron y no se pudieron aprovechar para procesarlos.

Este pollo y los demás que siguen creciendo, ya están de buen tamaño, así que ayer decidimos que en vez de enterrarlo en un hoyo, como lo hicimos con los pasados, lo íbamos a aprovechar de aprendizaje.

Sin experiencia, nos lanzamos a cosecharlo.

Rápido, me metí a YouTube en mi celular y vi un vídeo de una forma minimalista de cosechar los pollos cuando no tienes equipo industrial. Tome notas mentales y prepare mis herramientas para hacer el trabajo.

Con ayuda de mi papá durante el proceso, lo metimos al agua caliente para facilitar la desplumada. Ya desplumado, hicimos los cortes necesarios para sacarle los órganos internos y separar el pollo por piezas (1 pechuga con hueso, 2 Pierna y muslos y 2 alas enteras).

Cuando comparas el pollo Bachoco a el que criamos nosotros, la diferencia se ve inmediatamente. La piel tiene un color más rosa/rojo y la cantidad de grasa en la piel es muchísima menos. Este pollo fue un poco más ligero que uno de Bachoco. Lo que nos dice que le faltaba una a dos semanas más en su proceso de crecimiento.

Ahora la tarea es probarlo y ver cual es la diferencia en sabor. Por lo pronto ya cosechamos el primer pollo en la granja naturalbalance.club y aprendimos mucho en el proceso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *